• by Alma Morell

Adopté un cachorro y ahora...¿qué hago?




Sin duda el tener un cachorro en casa nos alegra la vida, cada uno tiene una historia de llegada peculiar y que sin duda nuestro corazón guarda con mucho cariño; sin embargo, tener un cachorro es más que amor, implica una gran responsabilidad para nosotros y sobre todo un gran esfuerzo que hay que cumplir.


Aquí en el blog de Alma Morell fotografía te compartiremos algunos consejos sobre qué debes hacer cuando este nuevo integrante de la familia llega a tu hogar...


1.Estilo de vida


Cada perrito posee una personalidad distinta y se acoplara a tu modo de vida, tu familia, tus horarios, amigos, espacios...en fin, el se adecuará a tu estilo de vida, sin embargo tienes que estar consciente de que ese estilo de vida también lo incluye de manera completa a él, entonces debes ser respetuoso con sus cuidados y bienestar en general. Procura que tenga un espacio adecuado, que las personas a tu alrededor lo respeten y que sobre todo, se sienta muy querido


2. Entrenamiento


Cuando un perrito es cachorro, es el mejor momento para comenzar a entrenarlo; actualmente hay demasiados entrenadores de confianza que harán que tú y tu cachorro aprendan lo que necesitan, si eres un poco más perseverante con simples tutoriales de youtube conseguirás que tu perrito aprenda lo básico






3. Salud y cuidados


Durante los primeros meses, deberás habituar al cachorro a su rutina de cuidados, que engloba básicamente el baño, el corte de uñas (sobre todo en aquellas razas que no las desgastan jugando), el cepillado y corte de pelo (que variará en función de la cantidad), y la limpieza de dientes cuando disponga de su juego de dientes definitivo (hacia el 7º mes).


4. Visitas al veterinario


En la etapa de cachorro, y a lo largo de toda su vida, deberás realizar visitas periódicas al veterinario. En la primera, para que gestione la identificación con microchip, la desparasitación interna y externa, y las primeras vacunas y posteriores refuerzos. En la segunda, siempre que tu perro presente algún síntoma o motivo que lo incomode o le cause dolor.


5. Hospedaje en tu ausencia


Dejar sólo a tu cachorro en esta edad y en edad adulta, nunca será una opción, recuerda que ellos necesitan de nosotros para realizar actividades básicas como comer o tomar agua, y aunque hay diversos aparatos que pueden ayudarte, procura siempre tener alguien que vele por la seguridad y cuidado de tu peludo mientras tú no estés.

Puedes recurrir a personas de confianza, pensiones con prestigio e incluso por qué no...llevarlo contigo si es posible.






Post by: Paola Fragoso

10 vistas

© 2019 Alma Morell Fotografía